Los pequeños cambios tienen un mayor impacto

La mayoría de nosotros hemos crecido creyendo que si queremos tener resultados significativos, tenemos que hacer grandes cambios.

Lo aplicamos en muchas áreas de nuestras vidas:

- En fitness hemos escuchado siempre “no pain, no gain” y llega a nosotros gente que, tras muchos años de inactividad, nos pide dobles sesiones diarias de entrenamiento o programas para entrenar con intensidad todos los días de la semana, pensando que eso arreglará el problema.

- En medicina vemos a gente con enfermedades crónicas, como enfermedades auto-inmunes, tomando medicamentos sumamente potentes en grandes dosis, o vemos que personas con obesidad deciden remover quirúrgicamente una gran parte de sus estómagos.

- En el mundo de la tecnología y los start-ups vemos a empresas recién creadas levantando inversiones iniciales de cientos de miles o millones de dólares, cuando ni siquiera han empezado, o visto ganancias.

Algunas veces se requieren intervenciones grandes para ver resultados importantes. Pero no es la mayoría de las veces.

De hecho, nosotros pensamos que en muchos casos son los cambios pequeños los que hacen la mayor diferencia - sobretodo cuando se trata de la salud.

Hace poco vi un estudio que fue publicado en el Journal of the American Geriatrics Society donde los investigadores estudiaron a mujeres entre 63 y 99 años de edad y observaron que por cada 30 minutos de incremento en una actividad física moderada a vigorosa, había una reducción de mortalidad cercana al 40%. No es muy sorprendente - sabemos lo importante que es el ejercicio.

Lo que nos puede sorprender es que 30 minutos diarios de una actividad física muy ligera - limpiar y ordenar la casa, trabajar un poco en el jardín, o caminar cortas distancias - resultaron en una reducción de 12% en la mortalidad.
 

¿Por qué es esto importante?

Por que cuando la gente cree que son sólo los grandes cambios los que hacen la diferencia, lo más probable es que no hagan ningún cambio.

Si una persona completamente sedentaria piensa que tiene que cambiar su vida y entrenar intensamente durante 30 minutos todos los días para ver algún cambio en su salud, lo más seguro es que se sienta tan abrumada por la magnitud del cambio que decida no hacer nada.


Pero si reconoce que incluso la actividad ligera - como salir al parque o subir por las escaleras en lugar del elevador, o caminar 5 cuadras a la tienda en lugar de tomar el auto - puede tener una diferencia significativa, es mucho más probable que lo haga.

Y una vez que lo haga, se sentirá mejor, con mucha más confianza y más empoderado para tomar el siguiente paso.

 

 

Cambios pequeños = gran impacto

 

Habla con tu Coach hoy sobre los pequeños cambios que puedes incluir en tu vida diaria que a la larga tendrán un gran impacto en tu salud. O si aún no estás con nosotros escríbenos para agendar una consulta gratuita con un Coach.

Coach Iñaki Roza
#werareOPEX
#OPEXcondesa
#trusttheprocess

 

 

 

INAKI ROZA