Dolor crónico de espalda (parte 2) y…. alimentación.  

 

Como mencione en la primera parte de esta serie sobre Dolor Crónico, el dolor es un tema muy complejo y requiere de una evaluación completa. En esta parte veremos un poco sobre como nuestros alimentos tienen  efecto sobre los dolores, y todo se debe a un proceso de inflamación.

¿Qué es la inflamación?

Un proceso por el cual los glóbulos blancos del cuerpo y las sustancias que producen nos protegen de la infección con organismos extraños, como bacterias y virus. Los químicos de los glóbulos blancos del cuerpo se liberan en la sangre o en los tejidos afectados para proteger el cuerpo. Esta liberación de químicos aumenta el flujo de sangre al área de lesión o infección y puede provocar enrojecimiento y calor. Algunos de estos químicos causan una fuga de líquido hacia los tejidos, lo que produce inflamación. Este proceso de protección puede estimular los nervios y causar dolor.
Un factor importante es la hormona de cortisol ya que esta cuando esta en un estado elevado nos pone en un estado nervioso simpático (supervivencia) lo que inhibe la digestión y producción de insulina.

Alimentos Pro-Inflamatorios

Las dietas que promueven inflamación incluyen alimentos en cantidades altas de almidones refinados, azúcar, grasas saturadas y trans (hidrogenadas), y bajos en omega-3, antioxidantes naturales, verduras y fibra de frutas (1).
El azúcar hace que el cuerpo libere mensajeros inflamatorios llamados citosinas (cytokine). Los refrescos y otras bebidas dulces son los principales culpables.
Consumir demás grasas saturadas y trans (incluyendo comida frita) puede desbalancear nuestros niveles de Omega-6 y Omega-3 que causan inflamación.

Digestión

Habrás notado que en OPEX Condesa no solo hablamos sobre comida para alimentarnos sino también acerca de cómo lo que nutre nuestro cuerpo y el proceso de digestión es clave en absorber y utilizar todos estos nutrientes.
Una parte importante para la digestión es la microbiota y su impacto sobre nuestro cerebro y sistema nervioso central (2).
Esto es importante ya que cuando se presenta un desbalance de bacteria dentro de nuestra microbiota, se puede presentar una disbiosis principalmente por permeabilidad en el revestimiento de los intestinos.
La bacteria en nuestro intestino delgado produce ácidos grasos de cadena corta (SFCAs) que nos ayudan a mantener intacta las células de nuestro sistema digestivo y así evitar que los desechos entren en nuestro flujo sanguíneo. En una disbiosis, los SFCAs no están siendo producidos y esto lleva a que ese desecho de digestión entre en la sangre afectando sistema inmune y posteriormente se produce la inflamación. Se han hecho estudios en animales para demostrar como los cambios en nuestra microbiota afectan directamente salud intestinal y llevan a inflamación (3).

Conclusión

Los alimentos que entran en nuestro cuerpo tienen un impacto mayor al de simplemente satisfacer nuestra hambre y energía.
Espero que al leer esto seas más consciente de alimentos que elegimos consumir. Te invito a que evalúes cómo diferentes alimentos afectan su cuerpo y cómo te sientes al consumirlos.

¿Te gustaría aprender y conocer mejor el como nuestra nutrición afecta dolores crónicos y salud?
 Agenda una cita conmigo en este link.

 

-Alex Samaniego

 

  1. Totsch SK, Waite ME, & Sroge RE (2015). Dietary influence on pain via the immune system. Prog mol Biol Transl Sci, 2015; 131:435-69.

  2. Douglas-Escobar, M., Elliott, E., & Neu, J. (2013). Effect of intestinal microbial ecology on the developing brain. JAMA pediatrics, 167(4), 374-379.

Cani, P. D., Possemiers, S., Van de Wiele, T., Guiot, Y., Everard, A., Rottier, O., ... & Muccioli, G. G. (2009). Changes in gut microbiota control inflammation in obese mice through a mechanism involving GLP-2-driven improvement of gut permeability. Gut, 58(8), 1091-1103.

INAKI ROZA